Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Iñigo Pombo

Cartera de Servicios Sociales: la gran oportunidad

Guardar en Mis Noticias.

El pasado martes 1 de diciembre, el Consejo de Gobierno del Gobierno Vasco aprobó el Plan Estratégico de Servicios Sociales. Se cerraba así un círculo normativo que permitía la aplicación de la Ley de Servicios Sociales de Euskadi: Plan Estratégico de Servicios Sociales, Cartera de Prestaciones y Servicios, Memoria Económica y Mapa de Servicios Sociales.

 

¿Qué quieren decir estas cosas tan técnicas? ¿Qué puede entender un ciudadano o ciudadana de "a pie"?

 

Simplificando las cosas y tratando de hacerlas entendibles, podemos decir lo siguiente: la ley pretende crear un sistema que garantice el acceso de todas las ciudadanas y ciudadanos a los Servicios Sociales. Para ello, elabora una Cartera donde enumera y detalla las Prestaciones y Servicios a los que va a tener derecho una persona en Euskadi.

 

Esta Cartera tiene un coste, pero para conocer ese coste se hace necesario saber, además de los servicios a los que va a tener derecho una persona, cuántos servicios, cuántas plazas, cuántas ayudas hay que prever. Es lo que se llama la Memoria Económica de la Cartera. Las Administraciones deben saber exacta o aproximadamente lo que les va a costar esa Cartera. Pero no sólo hay que conocer las Prestaciones y Servicios que contempla la Cartera y cuyo coste ya conocemos. Ahora se hace preciso saber dónde van esos Servicios y a quién corresponde pagar. Para eso es necesario tener un Mapa de Servicios Sociales. Finalmente, hay que marcar una estrategia para la implantación de toda la Cartera, con sus costes y sus ubicaciones en el Mapa: El Plan Estratégico de Servicios Sociales

 

Se han tardado seis largos años en acordar estas cuatro columnas de la Ley. Cuando yo estudiaba en el colegio, aprendíamos de memoria una frase que escribe Tito Livio en un libro titulado "Ab Urbe Condita" que hace referencia a la Fundación de Roma. Dice el poeta: "Tantae molis erat romanam  condere gentem" que, en una traducción libre quiere decir "Qué difícil era fundar la ciudad de Roma". Esta misma sensación hemos tenido muchas, muchísimas veces, quienes hemos participado en la elaboración de estos textos. "Qué difícil era el acuerdo, qué difícil la aprobación de los textos..."  Sin embargo, se han aprobado y a tiempo y de ello y por ello nos tenemos que felicitar todas y todos. Tenemos en Euskadi un sistema que quiere garantizar unos servicios sociales a aquellas personas que lo necesitan. Un sistema ordenado, equitativo, que tiene vocación de ser justo y homogéneo, que no uniforme, en toda la CAE.

 

Algunas apreciaciones importantes quees preciso resaltar:

  • Hay que hablar de derechos, no de actuaciones de la Administración más o menos graciables.
  • Derechos que se tiene por el hecho de ser personas, no porque se hagan méritos. Las limitaciones se explicitan en la propia Ley y en la Cartera, pero son siempre acotaciones que parece necesario hacer.
  • No agotan las respuestas que se puedan dar a determinados procesos. No se puede limitar la capacidad de evolucionar de los servicios sociales.

 

También hemos de tener en cuenta:

  • El sistema de los servicios sociales es un sistema en construcción. La disponibilidad de estos textos legales es de una gran importancia, pero creo que deberíamos dejar que el sistema se desarrolle a un ritmo posible.
  • Esto quiere decir que junto a la exigencia del cumplimiento de la Cartera, debe haber un acompañamiento a quien la tiene que desarrollar
  • Y una comprensión ante los diferentes ritmos, pero siempre con una exigencia básica de ordenación y perfeccionamiento del sistema.

 

Ello sin olvidar dos aspectos importantes. Por un lado, el compromiso del Consejo Vasco de Finanzas que acuerda ayudar al desarrollo de la Ley con 10 millones de euros para los Ayuntamientos en 2016 y acordará, previsiblemente, 20 millones de euros para Diputaciones y Ayuntamientos a partir de 2017. Por otro, el debate parlamentario en curso sobre una Ley de gran importancia en el tema que nos ocupa, la Ley del tercer Sector Social de Euskadi

 

En definitiva, creo que estamos ante una gran oportunidad, "la gran oportunidad" diría yo, para tener unos servicios sociales, basados en los derechos de ciudadanía, que buscan una respuesta homogénea en el País y que sobre todo pretende cohesionar a la sociedad, hacerla más fuerte porque está más unida, más firme porque más decidida a apoyar a sus miembros más débiles.

 

Ojalá seamos muchas y muchos los que nos encontremos en ella.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress