Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Pedro Mendigutxia

¿Quién manda aquí?

Guardar en Mis Noticias.

El pasado miércoles, el Parlamento Europeo no pudo dar su visto bueno al Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión, que llevaban años negociando la Comisión Europea y los Estados Unidos, porque el presidente de la cámara pidió que se votara si se votaba (como cuando en el instituto hacíamos votaciones para decidir si las votaciones eran vinculantes o no) y salió que no, que no se votaba. Schulz entendió, entonces, que allí no pintaban nada ya, y mandó a los europarlamentarios a sus despachos, o a pasear por Estrasburgo, a seguir madurando el tema. Por lo que sé, cabía la posibilidad de que el Parlamento votara no al Acuerdo, así que la pregunta es a quién obedecía Schulz. Esto es, a quien no le interesa que el Parlamento Europeo vote no al Acuerdo. ¿Quién manda aquí?, les preguntaba una periodista a cuatro europarlamentarios españoles. ¿La Comisión? ¿Las grandes corporaciones y multinacionales, que temen que los europeos aumenten los estándares de protección medioambiental o laboral, rebajando a la par sus expectativas de beneficio? ¿Obama, que anda ocupado en que el presidente de la FIFA deje de serlo, no se sabe si por quitarle a Putin un Mundial o porque el tufo a podrido llega ya hasta Massachussets? ¿El Club Bilderberg , reunido estos días, desde su atalaya de los Alpes? ¿Los grandes bancos (Patricia Botín estaba reunida con el Club Bilderberg)? ¿Los mercados? ¿Los inversores internacionales? ¿Ninguno de los anteriores? ¿Todos ellos? ¿Quién manda aquí? En media hora de radio, ninguno de los cuatro europarlamentarios contestó a la pregunta. No sé si porque no pudieron (media hora solo es media hora, y los políticos acostumbran a hacer grandes introducciones cuando responden, para luego no responder), porque no quisieron o porque no les dejó (el que manda, claro).

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress