Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Elsa Fuentes

¿Les escuchamos?

Guardar en Mis Noticias.

Los niños y niñas. Son el presente y futuro. Sin embargo, muy pocas veces escuchados por el resto de la sociedad. En estos días en los que no paramos de oír promesas y objetivos post-electorales, queda en evidencia cuál es el sector que menos participa y al que menos escuchamos: la infancia. El artículo 12 de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), tratado internacional de derechos humanos más ratificado de la historia, postuló a los niños y niñas como protagonistas de su propia vida, para que participaran en todas las decisiones que les afectaran. Se trata únicamente de que sus opiniones sean tenidas en cuenta.  

 

Porque los niños y niñas no son menos persona por tener menos edad o por no poder votar. Son ciudadanos, igual que los adultos, a quienes repercute cualquier acción u omisión política. Por otro lado, el derecho a la participación y a ser escuchados de los niños y niñas involucra también a los adultos. La CDN no determina una edad mínima para participar ni el cómo hacerlo; dependerá en buena parte de la etapa de madurez en la que se encuentre el niño o niña y de su capacidad para acceder y asimilar la información.

 

Son tiempos de decisiones políticas; tiempos de acuerdos en instituciones locales y autonómicas; tiempos para solicitar un blindaje de los derechos de la infancia y la toma de medidas basadas en el interés superior de los niños y niñas. Unamos esfuerzos por un Pacto de Toledo, pero por la Infancia. Un acuerdo por el que todos los agentes pongan el foco en las personas, en los niños y niñas como ciudadanos de pleno derecho. Seamos conscientes de que ello representa una responsabilidad y a su vez un reto para las distintas administraciones autonómicas, forales y locales, así como para los representantes parlamentarios. Porque LOS NIÑOS Y NIÑAS IMPORTAN.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress