Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 26 de julio de 2019

Oxfam alerta de que la inacción internacional amenaza a los afectados por la sequía en el Cuerno de África

Guardar en Mis Noticias.

[Img #18985]La organización Oxfam Intermón ha alertado este viernes de que la inacción y pasividad de la comunidad internacional amenaza las vidas de aquellas personas que se han visto afectadas por la sequía en el Cuerno de África.

La ONG, que ha instado a los gobiernos a apoyar la respuesta humanitaria en la zona, ha señalado que más de 15 millones de personas necesitan ayuda como consecuencia de la sequía, que de nuevo afecta a diversas zonas de Etiopía, Kenia y Somalia.

Oxfam Intermón ha advertido en un comunicado de que las vidas de estas personas corren peligro si se continúa ignorando las "lecciones aprendidas tras las devastadoras sequías de 2011 y 2017".

"La continuada escasez de lluvias ha malogrado los cultivos y, con ellos, los medios de vida y subsistencia de numerosas personas, lo que ha dejado a 7,6 millones de personas en riesgo de hambre extrema en al menos tres países", indica el documento.

En este sentido, la ONG ha afirmado que "debido a la sequía y al conflicto, millones de personas de la región se han visto obligadas a huir de sus hogares" y ha sostenido que las lecciones aprendidas de la hambruna que asoló la región en 2011, cobrándose la vida de más de 260.000 personas, contribuyeron a evitar otra en 2017, cuando se proporcionó rápidamente financiación a gran escala para garantizar una respuesta humanitaria eficaz.

Según el texto, los millones de personas que todavía se están recuperando de los efectos de la sequía de 2017 se encuentran ahora en una situación de gran vulnerabilidad ante los efectos de la actual sequía y, sin embargo, hace dos años, en la misma fase, la respuesta humanitaria ya contaba con tres cuartas partes de la financiación necesaria.

Lydia Zigomo, directora regional de Oxfam para el Cuerno de África, ha expresado que "de la hambruna de 2011 se aprendió que debemos responder rápidamente y de forma decidida para salvar vidas".

"Pero aquel compromiso internacional de garantizar que aquello no volviera a suceder se ha transformado en autocomplacencia. Una vez más, son las personas más pobres y vulnerables las más perjudicadas", ha aseverado.

"No podemos esperar a que imágenes de personas desnutridas y animales muertos llenen las pantallas de nuestros televisores. Debemos actuar inmediatamente para evitar un desastre", ha añadido.

La grave escasez de ayuda internacional contrasta con la respuesta más proactiva de los gobiernos de los tres países afectados: el Gobierno de Kenia lidera la respuesta a la sequía con una financiación internacional mínima; Etiopía está sufragando casi la mitad de los costes de las operaciones humanitarias en el país; y Somalia ha mejorado de forma significativa la seguridad y el acceso de las organizaciones humanitarias.

Asimismo, la organización ha insistido en que aunque cada país debe incrementar sus esfuerzos, sin más apoyo internacional no podrán evitar otra gran crisis.

"Cada día nos enfrentamos a esta crisis y nos movilizamos para conseguir todos los recursos posibles para garantizar la mejor respuesta posible. Esto implica maximizar la financiación directa a las organizaciones humanitarias locales, integradas en las comunidades y que casi siempre son las primeras en responder ante cualquier crisis", ha apuntado la subdirectora de la ONG Save Somali Women and Children.


Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress