Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 9 de julio de 2019

Reclaman a los obispos de Euskadi su apoyo público y económico al barco Aita Mari y a Salvamento Marítimo Humanitario

Guardar en Mis Noticias.

Miembros de diferentes comunidades cristianas de Gipuzkoa han reclamado a los obispos de Euskadi su apoyo público y económico al barco Aita Mari y a Salvamento Marítimo Humanitario ante el "drama humanitario del Mediterráneo y que se está viviendo, también, en la frontera de México y EEUU".

El grupo azkoitiarra Esku Bidez y las parroquias de Pasai Antxo, Pasai Donibane, Deba y Azkoitia han realizado este lunes en el puerto de Pasaia un acto de solidaridad, en el que se ha guardado un minuto de silencio por los muertos en el Mediterráneo, en el que Arantxa Huarte, miembro de Cáritas de la parroquia de Pasai Antxo, y el párroco de Azkoitia Felix Azurmendi, han ejercido de portavoces.

Según han explicado, estos colectivos han decidido reunirse en este acto "porque, queriendo vivir en coherencia con nuestra conciencia humana y el mensaje de fraternidad universal del Evangelio de Jesús, queremos mostrar nuestro apoyo, solidaridad y voluntad de compromiso" con la asociación Salvamento Marítimo Humanitario y la tripulación del barco de salvamento Aita Mari.

De este modo, han subrayado que no quieren ser "cómplices de la inhumanidad de los gobiernos de Italia y Estado Español" y han destacado que "la prohibición de rescatar seres humanos en riesgo de perder la vida en el mar, las amenazas vertidas contra quienes representan testimonios activos de humanidad y dignidad ética, las detenciones, multas y juicios de que son objeto" les impulsan a manifestar que "rescatar personas no es un delito, sino una obligación que ennoblece a quien lo hace y a la sociedad misma".

"Si la acción política carece del soporte de los valores éticos en la defensa de los derechos humanos fundamentales -el derecho a la vida y a recibir una asistencia humanitaria, protección, seguridad y asilo internacional-, queda deslegitimada, por muchas leyes que se invoquen", han subrayado.

En esa línea, han defendido que las leyes "nunca se pueden aplicar contra las personas y sus derechos" ni tampoco pueden "legítimamente, provocar muerte", al tiempo que han recordado que en lo que va de año "son 598 las personas fallecidas en el Mediterráneo, personas que podían haber sido rescatadas". A su juicio, estos muertos "representan un desafío que se extiende a todos y todos hemos de ser capaces de sentirnos corresponsables".

AUDIENCIA CON EL PAPA

Los grupos cristianos han recordado que el pasado 5 de junio, los responsables de Salvamento Marítimo Humanitario-Aita Mari pudieron encontrarse con el Papa Francisco en la audiencia pública de la Plaza de San Pedro, quien "les alentó a seguir con su misión humanitaria".

"Hemos querido reunirnos hoy, 8 de julio, a las 11 de la mañana, mismo día y hora en que el Papa se reúne en la Basílica de San Pedro con un grupo de unas 250 personas entre inmigrantes, refugiados y aquellos que se han comprometido para salvar vidas", han detallado.

En esa línea, han explicado que este encuentro se realiza en el sexto aniversario de su visita a la isla italiana de Lampedusa. "El Papa realizó aquel gesto, como el de hoy, para llamar la atención y denunciar la globalización de la indiferencia ante la grave crisis humanitaria que se está viviendo en el Mediterráneo y este nuevo gesto de hoy ha querido que sea un momento de máximo recogimiento, en recuerdo de todos los que han perdido la vida escapando de la guerra y de la miseria", han indicado.

Los grupos cristianos reunidos en Pasaia han agradecido a las instituciones Vascas la ayuda que están prestando al barco Aita Mari y Salvamento Marítimo Humanitario y se han comprometido a seguir apoyando, "personalmente y desde nuestras comunidades", a estas organizaciones humanitarias.

Finalmente, han reclamado a los Obispos en el País Vasco "su apoyo público y económico" al barco Aita Mari y a Salvamento Marítimo Humanitario, "en sintonía con el Santo Padre, ante este drama humanitario del Mediterráneo y que se está viviendo, también, en la frontera de México y EEUU".

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress