Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 3 de julio de 2019

Asociaciones y refugiados se concentran ante Migraciones para solicitar acogida: "Se les está dejando en la calle"

Guardar en Mis Noticias.

[Img #18953]Unos cincuenta refugiados y solicitantes de asilo, procedentes de países de Latinoamérica, África y Oriente Próximo, se han concentrado, este miércoles, junto a miembros de la Red Solidaria de Acogida, la Red Interlavapiés, SERCADE y la Coordinadora de Barrios, ante la Secretaría de Estado de Migraciones para solicitar a las administraciones públicas que "aumenten las plazas de acogida".

"Se está dejando en la calle y maltratando a los refugiados con protección internacional. Queremos que se visibilice que España no acoge", ha señalado la portavoz de la Red Interlavapiés, Maite Zabalza.

Entre los presentes se encontraba Mahmoud Mohamed Alhaj, un padre de familia sirio, que ha pedido ayuda al Grupo de Apoyo Mutuo de Acogida a Personas Refugiadas, del que forman parte la Red Solidaria de Acogida y la Coordinadora de Barrios. El hombre de 37 años, de oficio pintor, y con una carga familiar de una mujer embarazada y tres hijos, ha dicho estar "totalmente fuera del sistema de acogida y desamparado en la calle", a pesar de disponer del asilo.

"Llegamos a España por Melilla y fuimos hacia Alemania donde está la familia de mi mujer, pero al llegar nos esposaron y deportaron a Madrid, y aquí nos negaron cualquier ayuda porque dijeron que la habíamos rechazado", ha subrayado Mahmoud, quien salió en 2017 de Siria, donde vivía con su familia en una zona de enfrentamiento entre las fuerzas kurdas y el Daesh.

Por su parte, Erika Martínez, una venezolana de 27 años, especializada en Comercio Internacional, llegó a España en junio pasado, tras ser perseguida y amenazada por paramilitares en la zona donde vivía en Caracas, por "ser una manifestante activa en contra del gobierno". "Nos robaron y quitaron todo al llegar a Madrid, me baño en lugares donde me dejan, me quedo en albergues de Caritas, me apunto en listas de comida, y a veces no desayuno", ha dicho.

"LO ÚNICO QUE QUIERO ES TRABAJAR"

Martínez afirma que desde su llegada no se le ha ayudado. "Me asignaron una trabajadora social pero no ha hecho nada, y he tenido que leerme toda la ley y moverme por mí misma porque nadie me da información, y lo único que quiero es trabajar", ha apostillado.

Zabalza ha indicado que las administraciones públicas no les han dado respuesta a sus denuncias y que la mayoría de estas personas no consigue cita y, en caso contrario, se les asigna para 2020. "La reacción de España es de pena, no se acerca a la acogida que dan en otros países de Europa, no tenemos un sistema de acogida preparado, las administraciones se echan en cara unas a otras que nadie hace nada, hay mucha hipocresía y cobardía", ha dicho.

En este sentido, la representante de la Red Solidaria de Acogida, Ana Zamora, ha señalado que las "apenas cerca de 8.000 plazas del programa de acogida no son suficientes" y que "esta situación vulnera los derechos humanos de los refugiados".

La activista y médico ha destacado que estas personas se encuentran en situación de "legalidad formal por haber pedido una protección internacional". "Tienen derecho a un programa de acogida al que no se les está dando entrada, deberían estar amparadas bajo una ley de asilo vigente en España y en la Unión Europa y, en cambio, se les deja en la calle o se les relega a recursos para personas sin hogar que son deficientes", ha añadido.

50 PETICIONES DE ACOGIDA HOY

En total, han registrado cerca de 50 peticiones ante el organismo, que debe responder en un plazo no mayor a 10 días y abrir una investigación en relación a estas denuncias, según asegura Zamora.

De cualquier modo, la activista ha señalado que "este grupo es solo una parte del total" y ha denunciado que no existen cifras oficiales sobre el número de personas "en fase de emergencia" y que no haya registro de estas personas. "No sabemos cuántos son", ha dicho.

En esta línea, en lo que va de año, a la Red Solidaria de Acogida han acudido unas 100 personas, a SERCADE unos 30 jóvenes subsaharianos y a la Parroquia San Carlos Borromeo a una 50 familias, según datos facilitados por las organizaciones. Desde el 1 de enero hasta el 31 de mayo de 2019 se han presentado un total 46.596 solicitudes de asilo en España, casi las mismas en cinco meses que en todo el año pasado, según datos del Ministerio del Interior.

"LOS ORGANISMOS PÚBLICOS LES CIERRAN LAS PUERTAS"

Zamora ha explicado que "el problema no se debe solo a una falta de recursos", sino también a "una mala gestión" de los organismos públicos y ha criticado que algunas organizaciones y la Comunidad de Madrid también "les cierran las puertas". "Sus esfuerzos no son suficientes", ha dicho.

Entre las personas que solicitan acogida, hay situaciones diversas solicitantes rechazados en otros países y devueltos a España o gente que ya terminó el programa de acogida y no ha conseguido salir adelante, según Zamora.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress