Noticias imprescindibles para entender la realidad
Domingo, 21 de abril de 2019
Última actualización: Lunes, 15 de abril de 2019 18:18
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 4 de abril de 2019

Save the Children alerta de que 6.000 bebés nacerán al mes en medio del cólera y la malaria en Mozambique

Guardar en Mis Noticias.

Más de 6.000 bebés nacerán este mes en áreas devastadas por el ciclón 'Idai' en Mozambique, con el riesgo de verse afectados por el cólera y la malaria, según ha alertado este jueves Save the Children, que ha reivindicado la importancia de la atención de personal médico cualificado y centros de salud equipados.

Los bebés son particularmente susceptibles al cólera y las mujeres embarazadas que lo contraen tienen mayor riesgo de empeorar al dar a luz. Además, las mujeres que enferman de malaria tienen más posibilidades de tener bebés con bajo peso, ha explicado la ONG.

La grave escasez de agua potable ha contribuido al brote de cólera en la ciudad portuaria de Beira, donde se han registrado al menos 1.000 casos confirmados, incluida una muerte, según el Ministerio de Salud.

También se ha identificado un repunte de casos de malaria en el interior del país, en la provincia de Manica. La malaria ya es un problema grave y es la principal causa de muerte de niños y niñas menores de cinco años en Mozambique.

"El cólera causa diarrea aguda, que puede matar a una persona adulta en cuestión de horas si no se trata. También es prevenible, con acceso a agua clorada y medidas de saneamiento apropiadas. Además, los métodos simples de rehidratación pueden prevenir las muertes infantiles", ha alertado la directora del Equipo de Salud Pública Humanitaria de Save the Children en Mozambique, Rachel Cummings.

El ciclón 'Idai' tocó tierra hace tres semanas en Mozambique, afectando a aproximadamente 1,85 millones de personas, incluyendo a cerca de 1 millón de niños. Los vientos e inundaciones dañaron unas 100.000 casas y al menos 35 centros de salud solo en Mozambique, antes de continuar hacia Malaui y Zimbabue

Roda, de 20 años, y su familia llevaban una vida tranquila antes de que el ciclón atravesara su comunidad, destruyendo su hogar y todas sus pertenencias. En las semanas posteriores a la catástrofe, la hija de Roda, Albertina, contrajo malaria.

"Antes del ciclón teníamos todo lo necesario. Teníamos ropa y ollas. Sin embargo, cuando llegó el ciclón que arrasó nuestra casa, perdimos todas nuestras cosas en el agua ", ha asegurado Roda.

"Corrimos y trepamos a un árbol, nos quedamos allí hasta el día siguiente. Nos recogieron en un bote y nos llevaron a esta misión (escuela). No le pasó nada a Albertina durante el ciclón, pero después, mi hija contrajo malaria. Recibió tratamiento y ahora está mejor. Sus síntomas de malaria incluían escalofríos, vómitos y pérdida de apetito", ha relatado.

Roda y su familia son algunos de los beneficiados por la ayuda de Save the Children, que proporcionó a Roda un kit de emergencias que están usando para reducir el riesgo de enfermedades adicionales.

La ONG ha puesto en pie alrededor de 80 espacios seguros donde los niños donde pueden jugar y recuperarse mientras sus familias reciben información sobre cómo acceder a los servicios para reconstruir sus vidas.

En estos espacios, los niños también reciben mensajes importantes sobre prácticas de higiene para evitar la propagación del cólera, incluido el lavado de manos, la cobertura de alimentos y la forma de acceder al agua potable limpia.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress