Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 21 de marzo de 2019
21 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA DISCRIMINACIÓN RACIAL Y LA XENOFOBIA

La discriminación racial y étnica es un gravísimo hecho social que impide el progreso de millones de personas en todo el mundo

Guardar en Mis Noticias.

[Img #18799]Los trágicos y brutales sucesos Nueva Zelanda y Utrecht, la sucesión de actos violentos y odio a la que asistimos en todos los continentes, y el aumento de las extremas derechas mundiales, nos encojen el corazón, nos revuelven las conciencias, nos solidarizan con todas las victimas del odio y nos reafirman en la convicción de la necesaria alianza social para luchar contra el racismo y las formas conexas de discriminación de cara a construir un nuevo marco de convivencia basado en la inclusión social.


En este contexto nos dirigimos a la conmemoración del 21 de Marzo, día internacional contra la Discriminación Racial proclamado por la Asamblea general de Naciones Unidas en 1966. Si bien identificamos numerosas sombras, no es menos cierto que también hay algunas luces.


Entre las luces destaca, por encima de todo, la existencia en todos los países de Europa, también en el nuestro, de numerosas iniciativas ciudadanas que, enarbolando la divisa de la solidaridad entre todas las personas, también y especialmente con las personas migrantes, trabajan activamente por la defensa y el reforzamiento del derecho de asilo y refugio. Iniciativas que, resistiendo contra una cultura de la preferencia nacional que anula en la práctica el valor universal de la persona humana, así como contra las políticas de recorte de la ciudadanía democrática, reivindican la aplicación de políticas humanistas y justas que promuevan la plena inclusión de las personas migrantes en todos los ámbitos (laboral, social, cultural y político), así como el reconocimiento de su identidad y su aportación a la construcción de sociedades más diversas.
También hay que celebrar la aprobación, el pasado 10 de diciembre en Marrakech, del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, suscrito por más de 150 países de la comunidad internacional, incluido el estado español. Reconocemos que el Pacto es una oportunidad para mejorar la gobernabilidad de la migración y afrontar los desafíos asociados con los procesos de movilidad humana, llegada y asentamiento de personas, así como para reforzar la contribución de las personas migrantes y refugiadas al desarrollo sostenible. Sin embargo, su carácter no vinculante, y la salida de algunos países importantes de la firma, limita sus posibilidades a la hora de responder a las muchas sombras que predominan en el contexto actual.


Entre estas sombras nos preocupa sobremanera el vuelco autoritario e identitario, cuando no abiertamente xenófobo, que se está produciendo en numerosos países, con la proliferación de partidos de extrema derecha que, en muchos casos están consiguiendo imponer su agenda alterófoba y nacional-populista, ya sea accediendo o influyendo en gobiernos nacionales, regionales o locales, ya contaminando con su discurso al resto de fuerzas políticas democráticas.

Teniendo en cuenta que los próximos 29 de abril y 26 de mayo se celebrarán elecciones en diferentes ámbitos, resulta esencial resistirse sin matices a esta contaminación.
También resulta necesario defender las políticas de inmigración, asilo y refugio, contra todas aquellas modificaciones y reformas que incrementan las trabas al acogimiento, tanto en su faceta legal y de respeto a los tratados internacionales de los que los Estados de la Unión Europea son signatarios, como en la faceta solidaria y humanitaria.


En este escenario, ZAS! Zurrumurruen Aurkako Sarea/ Red Vasca antiRUMORES viene a recordar que la discriminación racial y étnica es un gravísimo hecho social que impide el progreso de millones de personas en todo el mundo y somos conscientes de que nuestros municipios y nuestro país no están exentos del riesgo de sufrir semejante lacra. La lucha contra el racismo y la xenofobia debe ser una cuestión prioritaria en la agenda de la comunidad internacional, los Estados, las regiones, municipios y territorios y en las exigencias de la ciudadanía. En este sentido los gobiernos estatales, regionales y locales, así como las personas representantes de los partidos y agrupaciones políticas democráticamente elegidas por la ciudadanía, desempeñan un importantísimo papel como prescriptoras de opinión y valedoras de proyectos de ciudad y país interculturales e inclusivos.
ZAS! asume el compromiso de contribuir a eliminar todas las formas de discriminación contra las personas migrantes y refugiadas y sus familias, así como el racismo, la xenofobia y la intolerancia.
Nos comprometemos así mismo a condenar y combatir las expresiones, actos y manifestaciones de racismo, discriminación, violencia, xenofobia y formas conexas de intolerancia contra todas las personas, de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos.
Nos comprometemos a promover, en colaboración con todos los sectores de la sociedad, un discurso público abierto y con base empírica sobre la migración, el refugio y las personas migrantes y refugiadas que genere una percepción más realista, humana y constructiva a este respecto.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress