Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 30 de noviembre de 2018

Médicos Sin Fronteras rechaza llevar a Libia a los migrantes del pesquero y reclama un lugar "donde no corran peligro"

Guardar en Mis Noticias.

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha expresado su apoyo y solidaridad con las 12 personas rescatadas hace una semana en el Mediterráneo central, en aguas cercanas a Libia, por el pesquero español 'Nuestra Madre de Loreto' y que se encuentra a la deriva sin un puerto para desembarcar.

Tanto los migrantes como la tripulación "se encuentran ahora en una difícil situación médico-humanitaria, provocada por el bloqueo de las autoridades europeas", según ha denunciado la organización. "El gesto humano de salvar vidas necesita, ahora, ser acompañado también por la voluntad política de desembarcar cuanto antes a los rescatados en el puerto seguro más cercano", ha declarado presidente de Médicos Sin Fronteras-España, David Noguera.

El Gobierno de España está negociando con las autoridades libias para buscar una solución a la situación del pesquero. Según ha argumentado el Ejecutivo de Pedro Sánchez hasta ahora, Libia es un puerto seguro porque "es el más cercano" al barco.

"Conforme al derecho internacional, deben ser llevados a un lugar donde sus vidas no corran peligro y se atiendan sus derechos y necesidades básicas. Libia no es un país seguro para refugiados, migrantes y solicitantes de asilo, un hecho que ha sido reconfirmado por el ACNUR en septiembre de este año", ha dicho Noguera.

Desde el Médicos Sin Frontera han denunciado que su barco de salvamento 'Aquarius' "se encuentra paralizado en Marsella desde hace ya 55 días tras serle retirada la bandera en dos ocasiones en los últimos dos meses como resultado de una presión política que busca poner fin a las actividades de asistencia humanitaria en el Mediterráneo".

"Rescatamos a la gente porque somos seres humanos y es nuestra forma de expresar humanidad. Por eso ahora solicitamos al Gobierno de España que brinde con urgencia la bandera española al Aquarius, tal y como les hemos solicitado en una misiva, dándole así el necesario marco legal a nuestras operaciones de búsqueda y rescate", ha añadido David Noguera.

"EXPUESTOS A SUFRIR VIOLENCIA Y ABUSOS"

Por su parte, Save the Children ha pedido al Gobierno que no permita el desembarco en Libia del pesquero español. La organización considera que Libia no es un puerto seguro y los migrantes "podrían ser arrestados" y allí "están altamente expuestos a sufrir violencia y abusos".

"En estos casos siempre debe prevalecer el derecho internacional para que la seguridad y la protección de los menores que van en el pesquero no estén en riesgo", afirma la técnica de incidencia política en migraciones de Save the Children, Jennifer Zuppiroli.

La organización también ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que inste a Malta e Italia --los dos países más cercanos ahora mismo a la ubicación del pesquero-- a que abran sus puertos al barco español. "Es necesario que haya actuaciones contra los Estados que infringen el derecho internacional y se niegan a recibir en sus puertos a personas que necesitan ayuda", sostiene Zuppiroli.

Asimismo, ha abogado por establecer un marco europeo de actuación conjunta en materia de acogida de las personas migrantes y refugiadas que llegan por vía marítima, ya sea de manera formal o a través de acuerdos multilaterales. "Estas personas no pueden pagar las consecuencias de nuestra falta de coordinación", ha denunciado Zuppiroli.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress