Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 7 de septiembre de 2018

La ONU pide dinero para combustible en Gaza y alerta de colapso "catastrófico" de los servicios básicos

Guardar en Mis Noticias.

Naciones Unidas ha alertado de la urgente necesidad de obtener financiación para la compra de combustible en la Franja de Gaza y ha resaltado que, de no recabarse fondos a tal fin, el enclave palestino podría sufrir un colapso "catastrófico" de los servicios básicos.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha resaltado que las últimas existencias del combustible de emergencia serán entregadas durante esta semana a través de un programa apoyado por el organismo internacional, para el que es necesario apoyo de los donantes.

El combustible es empleado para alimentar los generadores eléctricos en diversos centros sanitarios y para mantener en funcionamiento las instalaciones que proveen de agua potable la Franja de Gaza.

"Si no se reciben nuevos fondos de forma inmediata haremos frente a un colapso potencialmente catastrófico en la entrega de los servicios esenciales", ha sostenido el responsable de la OCHA, Jamie McGoldrick.

Así, ha advertido de que "los servicios facilitados en hospitales, clínicas y el tratamiento de residuos, agua e instalaciones sanitarias llegarán a su fin" y ha agregado que "algunos hospitales están a una semana de cerrar".

"Las personas más vulnerables de Gaza, que dependen de los servicios públicos y tienen recursos limitados, serán los más afectados", ha subrayado. Actualmente los residentes del enclave cuentan únicamente con entre cuatro y cinco horas de servicio eléctrico.

Por ello, la OCHA ha destacado que se necesitaría un mínimo de 4,5 millones de dólares (cerca de 3,8 millones de euros) para mantener operativos los servicios fundamentales hasta que termine el año.

En este sentido, ha reiterado que los hospitales gazacíes cuentan únicamente con combustible para las próximas dos semanas, si bien algunos como el Hospital Al Aqsa podría tener que poner fin a sus servicios en menos de una semana.

El organismo ha detallado que más de 4.800 pacientes necesitan atención que requiere un suministro eléctrico constante, entre ellos 300 que están conectados a ventiladores, máquinas de diálisis, incubadoras y máquinas anestésicas.

Asimismo, ha estimado que cerca de 300.000 personas se podrían ver afectadas por asuntos como fallos en el funcionamiento del alcantarillado, lo que ha llevado a McGoldrick ha recalcar que "la situación en Gaza es desesperada".

"Más de una década de bloqueo y divisiones políticas internas no resueltas han dejado a la gente sin sus derechos y a dos tercios de la población dependiente de la ayuda humanitaria", ha valorado.

"Podemos evitar un acercamiento mayor hacia la catástrofe garantizando que los servicios esenciales continúan, peor necesitamos que la comunidad internacional dé inmediatamente un paso adelante con apoyo para lograrlo", ha zanjado.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress