Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 17 de julio de 2018

El Club Rotary organiza una cena solidaria para apoyar el proyecto de un taller de baja exigencia de Cáritas

Guardar en Mis Noticias.

[Img #18207]La cena tendrá lugar este viernes, 20 de julio, en el restaurante Andere. Por cada comensal, Cáritas recibirá 10 euros para el proyecto. El Club Rotary Vitoria ha abierto una cuenta para donativos en apoyo al nuevo programa de Cáritas.

El próximo viernes, el restaurante Andere acogerá una cena solidaria cuya finalidad es la obtención de recursos para apoyar el arranque de un nuevo proyecto de Cáritas: un taller de baja exigencia, con el que la organización ofrecerá respuesta a la necesidad de acompañamiento en la recuperación de personas cuya situación no encuentra respuesta específica en los recursos existentes.

La iniciativa ha partido del Club Rotary, una organización mundial de personas voluntarias, líderes empresariales, profesionales y cívicas, que promueven el desarrollo de la buena voluntad y la paz desde el compromiso humanitario en sus comunidades. Su lema: “Dar de sí antes de pensar en sí”. Rotary aporta tiempo, dinero, conocimientos… a proyectos que precisan de impulso o colaboración. El Club Rotary de Vitoria se puso en contacto con Cáritas buscando la manera de apoyar a la organización en su actividad, lo que finalmente se concretó en la convocatoria de una cena solidaria. El menú tendrá un coste de 45 euros, en los que está incluido el donativo para Cáritas. Las reservas pueden hacerse en el Restaurante Andere (945 21 49 30).

Además de la captación de fondos resultante de la cena, el Club Rotary ha abierto una cuenta donde quien lo desee podrá hacer aportaciones económicas al proyecto. La cuenta permanecerá abierta hasta el 31 de julio: CaixaBank, ES26 2100 3873 5502 0009 2371

La recaudación obtenida de la organización de la cena solidaria irá destinada a apoyar el arranque del taller de baja exigencia que Cáritas pondrá en marcha el curso próximo. El nuevo proyecto estará ubicado en los números 17 y 19 de la calle San Vicente de Paúl.

Concepto de baja exigencia

El concepto de baja exigencia refiere a un planteamiento de trabajo con personas en situación de extrema vulnerabilidad que no tienen ocupación ni motivación alguna; no se sienten útiles ni tienen sentido de pertenencia al grupo; se encuentran inmersas en una espiral de autodestrucción que, en muchos casos, pasa por un deterioro importante de la salud.

Por la situación que atraviesan, el acompañamiento en el proceso de recuperación personal y social ha de partir de compromisos mínimos y personalizados en cada caso, de cara a recorrer un camino de superación paulatina de las barreras que perpetúan la exclusión. “El modelo de trabajo de acción social de Cáritas está centrado en el acompañamiento a los procesos de crecimiento de personas; más atento a los caminos que a las metas”. Con la puesta en marcha de este proyecto, Cáritas ofrecerá un espacio de trabajo y cuidado de personas que se encuentran en situación de desamparo y sin expectativas.

Metodología del taller

La metodología del trabajo del taller contempla varios niveles a partir de la acogida en el proyecto y el planteamiento de tareas de baja exigencia: observación, período de aprendizaje y período de autonomía. Desde Cáritas el seguimiento se llevará a cabo por medio de entrevistas personales semanales, con las que se pretende conocer la realidad de cada persona y plantear un itinerario de recuperación desde la cercanía, la comprensión y el apoyo constante.

El taller se enmarca en el ámbito del trabajo con empresas. Está previsto que el grupo esté formado inicialmente por 6 participantes. El horario del taller será de mañana y tarde, de manera que las personas puedan ocupar gran parte de su día, obteniendo así una rutina que dé sentido y finalidad al día a día. Uno de los aspectos importantes del proyecto es el incentivo económico que recibirán las personas participantes, por lo que puede suponer de estímulo para el correcto cometido de las tareas propuestas.

El tramo de mañana irá destinado a las tareas encargadas por las empresas; por la tarde, se propondrán diferentes actividades de tipo lúdico o cultural. La comida tendrá lugar en el comedor de la parroquia de Nuestra Señora de los Desamparados, de tal forma que la hora de la que disponen para comer sea también un espacio de encuentro y relación que refuerce el sentimiento de identidad y pertenencia al grupo.

Tal y como está planteado el taller no es posible determinar una duración máxima de participación en el proyecto; se estima que tres años podrían ser un plazo posible para el desarrollo de los procesos de acompañamiento.

Apoyo del voluntariado y trabajo en red

Como en todos los programas de Cáritas, también en este es imprescindible el apoyo del voluntariado. “El hecho de que haya personas que ofrecen su tiempo, trabajo, dedicación, cariño… al proyecto y a las personas que en él participan será un ejemplo para cada participante”.

Además del apoyo de los voluntarios y voluntarias, es también identitario del trabajo de Cáritas el trabajo en red. Será fundamental para el buen funcionamiento del taller de baja exigencia, la coordinación con otras organizaciones y organismos que puedan estar trabajando otras áreas de promoción personal y social con las personas participantes.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress