Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 12 de julio de 2018

El barco de los guardacostas italianos con migrantes atracará en Sicilia pero no está claro si desembarcarán

Guardar en Mis Noticias.

El barco de la Guardia Costera italiana que lleva a 67 migrantes a bordo que fueron rescatados por un buque comercial de bandera italiana en aguas de Libia atracará en el puerto de Trapani, en Sicilia, si bien no está aún claro si los rescatados serán desembarcados.

El Ministerio de Transporte ha informado de que el buque 'Diciotti' atracará esta tarde en el puerto italiano con los 67 migrantes que habían sido rescatados el lunes por el remolcador 'Vos Thalassa'.

Según la explicación ofrecida el martes por la Guardia Costera, el remolcador, que apoya a las plataformas petroleras frente a las costas de Libia, rescató a los migrantes en problemas pese a que se había alertado a los guardacostas libios para que intervinieran.

Posteriormente, el capitán del barco notificó al centro de mando de salvamento en Roma que existía una "situación de grave peligro para la seguridad del barco y de su tripulación, compuesta de doce marineros, todos italianos, causada por el comportamiento amenazante frente a la tripulación de algunos de los migrantes ante la llegada de los guardacostas libios".

Ante esta circunstancia, y para proteger a la tripulación del barco italiano, se decidió proceder al trasvase de los rescatados. Sin embargo, el ministro de Interior, Matteo Salvini, expresó inicialmente su rechazo a que el 'Diciotti' se dirigiera a un puerto italiano, insistiendo en su política de puertos cerrados a los migrantes rescatados en el mar para no contribuir al 'negocio' de los traficantes.

Finalmente, Salvini ha dado su visto bueno aunque con condiciones. "Si hay gente que ha amenazado y que ha agredido, no será gente que termine en un hotel sino que deberá terminar en una cárcel", ha señalado este miércoles, según la prensa italiana.

"Por tanto, no daré autorización de ningún tipo de desembarco hasta que no haya garantías para la seguridad de los italianos de que los delincuentes, que no son refugiados, que han desviado un barco con la violencia, terminan durante un tiempo en la cárcel y luego son enviados rápidamente a sus países", ha añadido.

"Hasta que no haya estas garantías no habrá ningún desembarco", ha asegurado Salvini quien, preguntado sobre de quién espera recibir dichas garantías, ha respondido: "de quien las debe dar, que no es el ministro del Interior".

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress