Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 5 de junio de 2018

Oxfam denuncia la especulación y el aprovechamiento asociado al "comercio injusto" de materias y productos

Guardar en Mis Noticias.

[Img #17961]Oxfam Intermón ha denunciado que millones de campesinos de todo el mundo están expuestos a un sistema de "comercio injusto" en el que la especulación y el aprovechamiento forma parte de la compra-venta de materias y productos, muchos de los cuales ven inflado su precio sin que redunda en un mayor beneficio en origen.

El informe 'Cadena de Valores. Comercio Justo: la historia que querrás comprar' analiza los distintos eslabones de una cadena que tiene, en su extremo más débil, a los productores. Los expertos han concluido que, con un sistema de comercio justo, estos productores pueden ver duplicado el porcentaje que obtienen del precio final del producto.

Según Oxfam, las grandes multinacionales que controlan el comercio convencional maximizan su beneficio a expensas de productores e intermediarios en el país de origen e incluso introducen un factor especulativo --productos como el café o el azúcar cotizan en mercados internacionales--. Así, una persona recolectora de café de Uganda percibe un 6 por ciento del precio final, frente al 50 por ciento obtenido por la multinacional.

El responsable de Comercio Justo de Oxfam Intermón, Juan José Martínez, coautor del informe, ha lamentado que "los especuladores que juegan con los precios del café o del azúcar tienen muchas veces en sus manos la supervivencia de familias enteras". "Las personas productoras, agricultoras o jornaleras, son el eslabón más vulnerable de la cadena", ha añadido.

Frente a los siete u ocho eslabones de un circuito comercial convencional, el comercio justo tiene cuatro o cinco etapas, lo que conlleva no solo réditos económicos sino también medioambientales, según las conclusiones de la organización.

"En 2050, seremos 9.000 millones de personas en el mundo (...) Un modelo basado en pequeñas explotaciones es el único que permitirá alimentar a esa población sin rebasar los límites ecológicos del planeta", ha advertido Martínez.

PARAÍSOS FISCALES

La ONG ha asegurado que la UE ha importado productos de paraísos fiscales a un precio ocho veces mayor que si lo hubiera hecho desde sus lugares de procedencia. La extensión de esta práctica es tal que se calcula que cada año los países en desarrollo pierden al menos 100.000 millones de dólares que se escapan hacia países opacos.

Las críticas contra la UE también dan dirigidas contra su proteccionismo, al considerar que por salvaguardar intereses de sectores específicos, como el del azúcar, se limita "gravemente" el acceso al mercado de productos más competitivos y de mayor calidad.

Oxfam también ha subrayado la importancia de la prima social como alegato en defensa del Comercio Justo, en alusión a un complemento que paga el comprador para obtener la certificación 'Fairtrade', que cifra en dos millones el número de personas beneficiadas directamente de estos programas. El dinero va a parar a la cooperativa exportadora, que debe dedicarlo a proyectos de beneficio comunitario, de mejora de las capacidades o de servicios a las familias.

"En la cooperativa las mujeres productoras hablamos, compartimos, debatimos ideas", explica Agnés, cultivadora de café de Uganda. "Antes no teníamos ocasión de reunirnos, pero gracias al café hemos conseguido una relación de cooperación. Estoy muy contenta porque el dinero que recibo por este trabajo lo llevo a casa y decido con mi marido qué hacer con él", agrega.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress