Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 23 de abril de 2018

Gobierno Vasco dice que el IV Plan de Inclusión reducirá la tasa de pobreza de mantenimiento para Euskadi al 5,6%

Guardar en Mis Noticias.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha señalado que el IV Plan de Inclusión 2017-2021 permitirá "la reducción, en un 20%, de la tasa de pobreza de mantenimiento en todas las comarcas vascas, lo que situará la tasa de pobreza para el conjunto por debajo del 5,6%, así como incrementar la tasa de ocupación masculina y femenina, fijar la tasa de baja intensidad laboral por debajo del 8% y la de abandono escolar por debajo del 7%".

Reducir las desigualdades en mala salud percibida y el porcentaje de población con necesidad de acceso a la vivienda por debajo del 5%, son otras de las prioridades, según ha afirmado la consejera durante la presentación del mismo en el Parlamento Vasco.

"El nuevo IV Plan de Inclusión tiene como objetivo definir y coordinar las líneas y directrices de intervención y actuación que orienten la actividad de las administraciones para la consecución de la inserción de las personas en situación de exclusión", ha recalcado.

Según Artolazabal, "el IV Plan Vasco de Inclusión tiene una perfecta cabida, e incluso referencia y liderazgo, en el Pilar Europeo de los Derechos Sociales marcado por Bruselas" y gracias a él "las instituciones, y organizaciones sindicales, empresariales, personas usuarias, tercer sector y profesionales de la inclusión social, cuentan con una herramienta básica para las políticas vascas de inclusión para potenciar Euskadi como territorio inclusivo".

Los objetivos principales son la activación inclusiva; la mejora de calidad de vida, mayor personalización y autonomía; perspectiva de derechos; atención comunitaria; combinación de servicios y prestaciones; así como la participación de la ciudadanía, personas afectadas y entidades del Tercer Sector.

Según ha desgranado Artolazabal, el Plan cuenta con, al menos, 4.000 millones de euros de presupuesto hasta 2021 (815 anuales) desde su carácter interdepartamental. "También las Diputaciones Forales y los Ayuntamientos realizan su correspondiente consignación presupuestaria a este objetivo", ha cuantificado.

Artolazabal ha explicado que "el IV Plan de Inclusión tiene seis principios de actuación para potenciar Euskadi como territorio inclusivo: la activación inclusiva; la calidad de vida, personalización y autonomía; la perspectiva de derechos; la atención comunitaria; la combinación adecuada de servicios y prestaciones; y la participación ciudadana, de las personas afectadas y de las entidades del Tercer Sector.

En el Plan se recoge del análisis de la situación actual realizado a partir de las principales fuentes estadísticas disponibles, como la Encuesta de Pobreza y Desigualdades Sociales. También tiene presentes las conclusiones derivadas de la evaluación del anterior III Plan de Inclusión.

Según Artolazabal, derivado del trabajo de exploración, análisis y contraste, se han recogido en el Plan las medidas y actuaciones orientadas a promover la inclusión de las personas en situación de exclusión social, mediante actuaciones que incidan en todos aquellos ámbitos de la vida cotidiana que puedan imposibilitar el ejercicio de su derecho al trabajo, a la educación, a la formación, a la cultura, a la salud, a una vivienda digna y a la protección social, así como a la participación social y a unas relaciones sociales y familiares plenas".

COMISIÓN EUROPEA

"El Plan entronca directamente con las recomendaciones planteadas por la Comisión Europea y el resto de las instituciones comunitarias, tanto en lo que se refiere al paradigma de la inversión social como en lo relativo al Pilar Europeo de Derechos Sociales", ha destacado.

En cuanto a los recursos económicos destinados al Plan, éstos corresponden a la suma de un gasto anual estimado de 400 millones en RGI y AES, que corresponde a la media del gasto del periodo 2012 /2015.

A ello se suma un gasto anual estimado de 100 millones de euros en prestaciones de vivienda, incrementándose en unos 20 millones anuales el gasto que a esos efectos se venía realizando con anterioridad (promedio del periodo 2012/2015), un gasto anual estimado de unos 200 millones en otras políticas públicas de apoyo al alquiler, un gasto anual de unos 75 millones consignados en el Plan de Empleo 2017/2020 a los incentivos para la inserción laboral y un gasto anual de unos 45 millones de euros en los servicios sociales para la inclusión social que se prestan en el marco del Decreto de Cartera.

Asimismo, hay que sumar otras iniciativas del Gobierno y del resto de Instituciones. "A partir de los datos señalados, nos situamos en un montante anual de 815 millones de euros anuales -sin contar los gastos en educación y en salud-, que supondrían ese gasto acumulado de unos 4.000 millones de euros a lo largo de todo el periodo de vigencia del Plan", ha enumerado Artolazabal.

Por todo ello, ha defendido que las medidas y el resto de las actuaciones contenidas en el IV Plan de Inclusión, contribuirán a reducir en un 20% la tasa de pobreza de mantenimiento en todas las comarcas de la Comunidad, situando la tasa de pobreza para el conjunto por debajo del 5,6%.

También permitirá incrementar la tasa de ocupación masculina y femenina hasta el 75% y el 66%, respectivamente; situar la tasa de baja intensidad laboral por debajo del 8%; situar las tasas de abandono escolar por debajo del 7%; reducir las desigualdades en mala salud percibida por nivel social en cada sexo (10% hombres, 20% mujeres); y fijar el porcentaje de población con necesidad de acceso a la vivienda por debajo del 5%.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress