Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 14 de febrero de 2018 | Noticia leída 11 veces

Japón aceptó en 2017 solo a 20 refugiados de los cerca de 20.000 que solicitaron asilo

Guardar en Mis Noticias.

El número de solicitantes de asilo en Japón en 2017 aumentó en un 80 por ciento con respecto a años anteriores hasta alcanzar la cifra récord de 19.628 solicitudes. Sin embargo, solo 20 de ellas fueron aceptadas, según ha admitido el Gobierno este martes. En 2016, se concedió el estatus de refugiado a 28 personas.

La inmigración es un tema controvertido en Japón, donde muchos ciudadanos se vanaglorian de su homogeneidad cultural y étnica incluso aunque la población haya envejecido y la fuerza laboral esté disminuyendo. Aunque el país hace grandes donaciones a organizaciones de ayuda internacional, el Gobierno nipón se ha mostrado reticente a suavizar su estricta política de asilo o a permitir la entrada de inmigración no cualificada.

El Ministerio de Justicia japonés ha señalado que el número de personas que solicitan asilo en el país ha aumentado en los últimos años porque ha habido quien se han aprovechado de un sistema que permite trabajar a los inmigrantes con visados mientras que se resuelven sus solicitudes de asilo.

A mediados de enero, el Ejecutivo limitó el derecho a trabajar a aquellos que considera como "refugiados de buena fe". El Ministerio ha confirmado que, como resultado de esta medida, el número de solicitudes por día durante la segunda mitad de enero cayó en un 50 por ciento.

Los datos preliminares han mostrado que, de los 19.628 solicitantes de asilo que llegaron en 2017, el colectivo más grande fue el proveniente de Filipinas (un 25 por ciento), seguido por el de Vietnam y el de Sri Lanka.

De los 20 solicitantes que adquirieron el estatus de refugiado en 2017, cinco vinieron de Egipto, cinco de Siria y dos de Afganistán. El Ministerio no ha especificado las nacionalidades del resto ante la posibilidad de que pudiesen ser fácilmente identificados.

"20 personas son demasiado pocas. Juzgando por nuestra experiencia con el apoyo a los refugiados, creo que el Gobierno tendría que aceptar más solicitudes de asilo", ha manifestado la presidenta de la Asociación Japonesa para los Refugiados, Eri Ishikawa.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress