Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 8 de febrero de 2018

La ONU critica que el Parlamento indonesio quiera ilegalizar las relaciones homosexuales y extraconyugales

Guardar en Mis Noticias.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, ha criticado este miércoles el proyecto de ley del Parlamento de Indonesia de convertir en delito las relaciones homosexuales y las extraconyugales y ha considerado que dichas medidas podrían perjudicar a la comunidad LGTB del país y a otras minorías.

Zeid ha indicado que habló del tema con el presidente del país, Joko Widodo, durante una visita de tres días. Indonesia es el país con la mayor comunidad de musulmanes a nivel mundial. La hostilidad allí contra gays, lesbianas, bisexuales y transgénero (LGTB) ha aumentado de manera drástica en los últimos años.

"Las discusiones sobre (las revisiones del Código Penal) muestran reductos de intolerancia que, en un principio, parecen ajenos a la cultura indonesia, pero que se han hecho un hueco", ha manifestado Zeid durante una conferencia de prensa, donde ha añadido que considera que las medidas propuestas son "discriminatorias".

"Esta retórica del odio contra la comunidad LGTB que, aparentemente, se está cultivando para conseguir propósitos políticos cínicos solo aumentará el sufrimiento de esta minoría y creará divisiones que no son necesarias", ha explicado Zeid.

UN DEBATE QUE POLARIZA A LA SOCIEDAD

El Parlamento de Indonesia está discutiendo reformas al Código Penal, que data de la época colonial holandesa, modificaciones que incluyen las propuestas de ilegalizar las relaciones sexuales extraconyugales, homosexuales y hechos como el de que una pareja pueda vivir bajo el mismo techo si no está casada. Todos estos aspectos no habían sido regulados legalmente en el país hasta ahora.

Estas propuestas han recibido un amplio apoyo en el Parlamento. Pocos políticos han hablado a favor de los derechos de la comunidad LGTB por temor a dejar de contar con el apoyo de los votantes, marcadamente conservadores, antes de las elecciones legislativas y presidenciales de 2018.

Muchos de los miembros del Gobierno de Widodo han defendido que la comunidad LGTB no deberían sufrir ni discriminación ni violencia, como tampoco lo hacen el resto de los ciudadanos. Sin embargo, los altos cargos, incluyendo al presidente, han argumentado que las normas religiosas y culturales de Indonesia no aceptan el movimiento LGTB.

Los activistas han dicho que las nuevas leyes, de ser aprobadas, violarían derechos básicos y podrían ser utilizadas para perseguir a minorías. Actualmente, la legislación indonesia no regula la homosexualidad, excepto en el caso de la provincia de Aceh, donde se practica un Islam extremadamente conservador.

Zeid, miembro de la familia real jordana que lleva ocupando el puesto de responsable de Derechos Humanos de la ONU desde 2014, ha admitido que Indonesia era uno de los países más progresistas en lo concerniente a Derechos Humanos en el sureste de Asia. Sin embargo, también ha conminado al Gobierno de Yakarta a reconocer las atrocidades que han tenido lugar dentro de sus fronteras, como la masacre de casi medio millón de comunistas en 1965, los abusos de Derechos Humanos en la provincia de Papúa, en la parte oriental del país y el uso de la pena de muerte.

"Hay nubarrones en la distancia... pero espero que el sentido común y la tradición de tolerancia entre los indonesios prevalezcan sobre el populismo y el oportunismo político", ha zanjado.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress