Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 9 de enero de 2018

ONG ambientales exigen a la CE que no ignore las recomendaciones científicas que permitirían prohibir la pesca eléctrica

Guardar en Mis Noticias.

Un conjunto de organizaciones ambientales europeas ha enviado una carta conjunta a la Comisión Europea en la que exigen que tenga en cuenta las recomendaciones científicas que "se ignoraron descaradamente" para permitir la pesca eléctrica y pide que retire de forma inmediata "todas" las provisiones relacionadas con esta modalidad pesquera del Reglamento de Medidas Técnicas que será votado muy pronto en el Parlamento Europeo.

La pesca eléctrica consiste en equipar las enormes redes de pesca de arrastre con electrodos y, según estas ONG, al pasarlas por los fondos marinos, estas redes emiten golpes de corriente eléctrica al sedimento, causando convulsiones musculares en los organismos marinos y forzándolos a salir del sedimento para poder capturarlos más fácilmente en la red.

Se trata de un método de pesca indiscriminada para pescar más peces con menos esfuerzo y ahorrar combustible pero que provoca impactos muy serios de destrucción de la vida y el medio ambiente marinos. Las ONG añaden en su misiva que esta modalidad es "muy perjudicial" también para los pequeños pescadores artesanales.

En diciembre de 2006, la Comisión Europea propuso conceder derogaciones que permitían a los estados Miembros practicar la pesca eléctrica, a pesar de la prohibición, de 1998, del uso de métodos destructivos de pesca, como la pesca con explosivos, veneno o con corriente eléctrica.

El Consejo de la UE adoptó inmediatamente esta propuesta de la Comisión y el reglamento resultante justificó la decisión en base a una "supuesta recomendación científica favorable".

La organización BLOOM ha logrado encontrar la citad recomendación en un documento de trabajo del equipo de la Comisión del 6-10 noviembre de 2006 y ahora la carta denuncia que de manera contraria a lo indicado en el Reglamento Europeo de diciembre de 2006, que consideraba que la "pesca de arrastre con pulsos eléctricos debería permitirse", la recomendación científica de un mes anterior alertaba de "una serie de cuestiones que debían resolverse antes de conceder cualquier derogación".

Por ello, subrayan que no solo el órgano científico de la Comisión Europea nunca aprobó dichas derogaciones, sino que incluso recomendaba explícitamente a la Comisión no conceder ninguna. Sin embargo, la Comisión Europea decidió dar apoyo científico falso a la decisión de revocar la prohibición de la pesca eléctrica.

En ese sentido, instan a la Comisión a actuar "rápidamente" y arreglar los problemas que ha creado.

Las organizaciones denunciantes son BLOOM, End Ecocide on Earth, the Irish Wildlife Trust, Blue Marine Foundation, the Black Fish, Notre Affaire à Tous, Low Impact Fishers of Europe (LIFE), Gillnet Fishers of the North of France, Thanet Fishermen, Queenbourgh Fishermen, Leigh and Southend Fishermen, Mersea Island Fishermen, Lowestoft Fish Market Alliance, Irish Islands Marine Resource Organisation (IIMRO), Plateforme Petite Pêche Artisanale Française y Fishermen United.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress