Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 27 de diciembre de 2017

Una ONG siria acusa al régimen de Al Assad de matar a más de 10.000 civiles con cerca de 69.000 barriles bomba

Guardar en Mis Noticias.

El régimen de Bashar al Assad ha usado cerca de 69.000 barriles bomba en su campaña contra los grupos rebeldes y los terroristas en Siria en los últimos cinco años que se han cobrado la vida de más de 10.000 civiles, según un informe publicado por la ONG local Red Siria para los Derechos Humanos (SNHR, por sus siglas en inglés).

Esta organización ha contabilizado al menos 68.334 barriles bomba lanzados por los helicópteros y los aviones del régimen sirio desde que se documentó su uso por primera vez en julio de 2012 hasta diciembre de 2017.

Estas armas, fabricadas de forma rudimentaria mediante el uso de un barril al que se carga con explosivos y metralla y que estallan al impactar con el suelo tras ser lanzados desde el aire, se han cobrado la vida de al menos 10.763 civiles, entre ellos 1.734 niños y 1.689 mujeres, según SNHR, que se define como una organización independiente e imparcial.

Además, el informe recoge al menos 564 ataques con barriles bomba contra instalaciones civiles vitales, incluidas 76 instalaciones médicas, 140 escuelas, 160 mezquitas y 50 mercados. Las provincias más afectadas por este tipo de munición han sido Damasco y sus alrededores, seguida por Alepo y Deráa, siendo 2015 el año en el que se hizo un mayor uso, con 17.318 barriles bomba lanzados.

Por otra parte, el informe documenta 87 ataques con barriles bomba cargados con gases venenosos y cuatro con barriles bomba cargados con munición incendiaria, todos ellos registrados después de que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptara la resolución 2139 en febrero de 2014 en el que se mencionaba explícitamente el uso de barriles bomba y se apuntaba a acciones si continuaba su uso.

"El uso repetido de este arma arbitraria e indiscriminada contra comunidades residenciales es un mensaje a los sirios de que proteger a la población civil y el Derecho Internacional son meras ilusiones y que hay que someterse y aceptar al régimen que te está matando", ha lamentado en el informe el presidente de SNHR, Fadel Abdul Ghany.

"El Consejo de Seguridad tiene que emprender acciones decisivas contra el uso por parte del régimen sirio de este arma arbitraria a escala tan grande y generalizada", ha reclamado, pidiendo al enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, que desempeñe un "papel más efectivo" para acabar con el uso de los barriles bomba en Siria.

El informe reclama a los otros cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU --Francia, Reino Unido, Estados Unidos y China-- que presionen a Rusia para que deje de apoyar al régimen de Al Assad y que se imponga un embargo de armas a Damasco.

Asimismo, pide al Consejo de Seguridad de la ONU que remita el caso de Siria al Tribunal Penal Internacional (TPI), visto que el régimen ha violado las resoluciones de la ONU, así como el Derecho Internacional Humanitario así como el Derecho de los Derechos Humanos.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress