Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 30 de noviembre de 2017

ONU, Unión Africana y UE intensificarán cooperación para desmantelar redes de tráfico de personas en Libia

Guardar en Mis Noticias.

La ONU, la Unión Africana y la Unión Europea han acordado este miércoles intensificar su cooperación para desmantelar las redes criminales y de tráfico de personas, especialmente las que operan desde Libia, y ofrecer oportunidades de desarrollo en los países de origen y tránsito para atajar las causas en la raíz de la inmigración irregular.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, han acordado en los márgenes de la cumbre entre la Unión Europea y la Unión Africana poner en marcha una comisión tripartita para acelerar las repatriaciones voluntarias desde Libia a los países de origen --ha habido 13.000 desde enero a través de la OIM gracias al apoyo financiero de la UE-- y la reubicación de quienes necesitan protección internacional en los países que aceptan su acogida. También han acordado reforzar la cooperación trilateral para responder a la situación "dramática" de los inmigrantes y refugiados.

"Las recientes imágenes atroces de inmigrantes vendidos en Libia nos recuerdan la urgencia de actuar", ha avisado el secretario general de la ONU, en alusión al reciente reportaje emitido por la CNN sobre la venta de inmigrantes subsaharianos en Libia como esclavos, durante el arranque de la cumbre entre la UE y la Unión Africana en la capital de Costa de Marfil, centrada en el lema de invertir en los jóvenes para promover el desarrollo sostenible en África.

Guterres ha apelado a todos los países a aplicar una gestión de fronteras "responsable" y les ha recordado su obligación de respetar de forma "plena" el Derecho Internacional relativo a los refugiados y los Derechos Humanos de refugiados e inmigrantes.

"No acabaremos con las tragedias en el Mediterráneo si no creamos oportunidades significativas para la inmigración legal", ha avisado, al tiempo que ha reclamado que las políticas de ayuda al desarrollo contribuyan a hacer posible que los jóvenes encuentren "un futuro digno en casa", en África. "Estas dos condiciones son esenciales para combatir eficazmente los traficantes y pasadores, los criminales más horribles de nuestro tiempo", ha alertado.

El presidente de Costa de Marfil y anfitrión de la cumbre, Alassane Ouattara, ha avisado de que las imágenes sobre la venta de inmigrantes subsaharianos como esclavos en Libia han puesto de relieve el "trato inhumano" a los inmigrantes y el drama "totalmente inaceptable" y "ruin" en Libia, que recuerda "las peores horas de la historia de la humanidad".

"Apelo a nuestro sentido de la responsabilidad colectiva para tomar las medidas urgentes y vigorosas para poner fin a estas prácticas indignas de nuestro tiempo. Debemos intensificar nuestros esfuerzos para desmantelar las redes de pasadores y de traficantes de personas", ha reclamado.

El presidente de Guinea y presidente de turno de la Unión Africana, Alpha Condé, ha instado a Europa y África a darse "la mano" para encontrar "soluciones más humanas a esta crisis migratoria" y ha condenado "los actos abominables" en Libia.

"Estos hechos son intolerables e inaceptables. La comunidad internacional debe tomar medidas firmes para poner fin a estos crímenes de nuestro tiempo", ha remachado.

También el presidente de la Comisión de la Unión Africana y exministro de Exteriores de Chad, Moussa Faki Mahamat, ha denunciado que "decenas de miles" de personas se echan a "la ruta de la muerte de la humillación y la esclavitud". "¿Hasta cuándo, vosotros y nosotros, vamos a observar esta tragedia, insensibles, impotentes, inactivos, paralizados?", ha lanzado, al tiempo que ha reclamado que la cumbre en Abiyán constituya "un punto de partida para la acción resolutiva para buscar una respuesta a esta tragedia y a las fuentes de angustia" de los jóvenes en África. "Este es un desafío común", ha avisado.

El presidente del Parlamento panafricano, Roger Nkodo Dang, ha avisado de que las imágenes en la CNN "son humillantes, degradantes y contrarias a los Derechos Humanos" y ha reclamado "una investigación internacional sobre crímenes contra la humanidad", insistiendo en que hay que "establecer responsabilidades" y condenar a los responsables de estos "actos odiosos", al tiempo que ha reclamado la ayuda de Europa para resolver la crisis libia y restablecer el Estado de Derecho en el país.

TUSK PIDE NO ENTRAR EN UN JUEGO DE CULPAS Y MÁS COOPERACIÓN

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, también ha advertido de que las imágenes recientes sobre el trato a inmigrantes africanos son "aterradoras" y ha dejado claro que no se puede aceptar tampoco la muerte de "más de 5.000 personas ahogadas en el Mediterráneo el año pasado".

El dirigente polaco ha insistido en que está en el interés de ambos lados "tener una inmigración ordenada, más controlada, más humana y sostenible". "Lo peor que podemos hacer es comenzar el juego de las culpas. Lo que necesitamos ahora son soluciones comunes y una mayor cooperación para salvar vidas, proteger a la gente y permitirles que vivan en dignidad", ha remachado, al tiempo que ha incidido en su "obligación común de intensificar la lucha contra estos criminales sin escrúpulos y llevarles ante la justicia". También ha dejado claro que Libia necesita "ayuda" no la condena de los europeos o africanos.

INVERTIR EN LOS JÓVENES Y EN SOLUCIONES DE PAZ AFRICANAS

"Los europeos no hemos venido aquí para prodigar consejos (...) Hemos venido aquí a reforzar nuestra asociación, que debe ser entre iguales", ha subrayado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que ha puesto en valor el plan europeo de inversiones estratégicas con el que el bloque espera "movilizar 44.000 millones de euros de aquí a 2020, notable y esencialmente en África". También ha insistido en asociar a los jóvenes, que "tienen entre sus manos el destino". "África y Europa, si quieren, pueden hacer grandes cosas juntos", ha asegurado.

El presidente de Costa de Marfil ha reclamado más inversiones públicas y privadas para promover el desarrollo económico de África y que Europa destine más recursos a la educación de los jóvenes en el continente y les de más oportunidades para estudiar en Europa, algo que ha apoyado el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, quien también ha defendido aumentar los intercambios de estudiantes universitarios a través del programa Erasmus+ y ampliarlo "para jóvenes empresarios".

La presidenta de la Unión Panafricana de la Juventud, Francine Muyamba, ha instado a los líderes de ambas partes a "invertir" en la juventud para evitar que arriesguen sus vidas "cruzando al otro continente", especialmente que promuevan el empresariado juvenil, el empoderamiento económico de los jóvenes y su participación política.

Ouattara también ha instado a la Unión Europea y los países europeos y a la ONU a hacer "más" para "perpetuar" la fuerza conjunta de cinco países del Sahel para combatir el terrorismo y las redes criminales en la zona, que es "vital para todos". "La UE apoya con fuerza el objetivo de soluciones africanas para problemas africanos en el área de la paz y la seguridad", ha asegurado Tusk, que ha recordado que la UE ha movilizado más de 2.500 millones de euros desde 2004 a través de la Facilidad de Paz Africana. La UE también ha movilizado 50 millones para la fuerza conjunta del Sahel y acogerá en Bruselas una conferencia de donantes para recabar financiación y equipos para sostenerla.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress