Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ismael Arnaiz

1 de Octubre, día de las Personas Mayores

Guardar en Mis Noticias.

Sabemos, que por resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas, el día 1 de Octubre es el día de las Personas Mayores. Y en ese día están bien las celebraciones, las recepciones que nos dedican desde las Instituciones, y que son de agradecer, pero lo más importante es que las Personas Mayores tomemos conciencia del significado y el alcance de este día.

 

Un día que también debe servir para la reivindicación de los derechos de las y los Mayores, y para recordar las obligaciones, de ellos y ellas, con el conjunto de la  Sociedad, y más concretamente con nuestro entorno social, con nuestro pueblo, con nuestro barrio, y por supuesto con sus gentes, más allá de su edad. Tratando de hacer un pueblo, un barrio, para todas las edades.

 

Derechos y obligaciones que están recogidos en el concepto de Envejecimiento Activo, acuñado por la Organización Mundial de la Salud, desde el año 2001, según el cual, el Envejecimiento Activo nos reconoce el derecho a la Salud y a la Seguridad, en justa correspondencia nos impone la obligación de la Participación social y nos recomienza el Aprendizaje Permanente a lo largo de la Vida.

 

En consecuencia, para alcanzar el Envejecimiento activo pleno, las Personas mayores debemos recibir de la Sociedad, a través de las Instituciones, todo aquello que necesitamos para disfrutar de un envejecimiento saludable a medida que envejecemos. Pero, al mismo tiempo, nuestro envejecimiento debe resultar “rentable” para la Sociedad en la que envejecemos.

 

Dicho de otra forma, debemos recibir según nuestras necesidades, y dar según nuestras capacidades, y esto último se consigue poniendo a disposición del conjunto de la Sociedad en la que envejecemos, todos nuestros conocimientos y nuestras experiencias, acumulados a lo largo de la vida.

 

Y es que en el siglo XXI, las Personas Mayores debemos dejar de ser personas pasivas; personas viendo pasar el tiempo; personas “encerradas” en nuestro yo, o en nuestras Asociaciones de Mayores; personas esperando a que nos digan lo que tenemos que hacer; personas esperando a que “otros” lo hagan por nosotros y nosotras.  Y todo esto, por no tener en cuenta que lo más novedoso del concepto de Envejecimiento activo, está en la demanda de nuestra Participación social y, como consecuencia de ella, la necesidad del Aprendizaje Permanente a lo largo de la vida, para saber más, sí, pero también para servir mejor a la Sociedad.

 

Feliz Día del Mayor. Un día no sólo para los y las Mayores, sino para toda la Sociedad.

 

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress