Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
UNICEF
Martes, 29 de agosto de 2017
Unicef recuerda la importancia del acceso al agua en la Semana Mundial del Agua

Alrededor del mundo 38% de los centros de salud no tienen ninguna fuente de agua

Guardar en Mis Noticias.

[Img #16490]

 

No todo el mudo tiene acceso al agua, es por ello por lo que esta semana, la Semana Mundial del Agua, Unicef recuerda la vital importancia de este recurso natural y cómo su carencia afecta la vida de millones de niños en el mundo.

 

En muchos lugares, la atención médica se lleva a cabo sin los fundamentos más elementales de control de enfermedades y la prevención de infecciones: agua potable, saneamiento y buena higiene.

 

Alrededor del mundo, el 38% de los centros de salud no tienen ninguna fuente de agua, el 19% no tiene baños y el 35% no tiene agua ni jabón para lavarse las manos.

 

Sin estas necesidades básicas cubiertas, las enfermedades pueden propagarse y entonces ocurren las infecciones. Muchas madres están en riesgo al tener a sus bebés en un hospital o centro de salud sin agua limpia, sin baños o jabón para que los médicos se laven las manos.

 

Semana del Agua: "Sin agua no se puede hacer nada"

 

Bandana Das es matrona en la India. Lleva más de 30 años trayendo niños al mundo en lugares sin higiene ni saneamiento, y donde el agua está tan sucia que es inutilizable. "He visto madres que reciben el alta en el centro de salud y que regresan luego con infecciones graves", recuerda.

 

Cuando las mujeres dan a luz, el acceso a agua limpia, el saneamiento adecuado y las buenas prácticas de higiene son cruciales para la supervivencia del bebé. Sin higiene pueden darse infecciones, como la sepsis y el tétanos, durante y después del parto.

 

[Img #16491]

 

Alrededor del 30-40% de las infecciones que resultan en muertes relacionadas con sepsis, se transmiten en el momento del nacimiento. No solo el bebé está en riesgo: 2 de cada 45 muertes maternas ocurren dentro de las primeras 24 horas del nacimiento y tienen que ver con la infección y/o el sangrado severo.

 

"Incluso una gota de sangre o saliva es muy peligrosa dentro de un paritorio. Sin agua, no se puede hacer nada. Sin lavarnos las manos no podemos tocar a una madre o a un bebé", explica Bandana.

 

Acciones simples, como lavarse las manos con jabón o usar equipos estériles y antisépticos, pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Una de las maneras más baratas y más efectivas de mejorar la atención sanitaria en todo el mundo es proporcionar agua potable, saneamiento e higiene en los establecimientos de salud.

 

En 2016, UNICEF proporcionó acceso a agua potable a 39,4 millones de personas y a instalaciones de saneamiento adecuado a 17,4 millones de niños y sus familias.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress