Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 17 de agosto de 2017
Declaraciones de Olivier Longué, director general de Acción contra el Hambre en el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

“Debemos redoblar esfuerzos ante la multiplicación de emergencias”

Guardar en Mis Noticias.

[Img #16437]

 

“Los próximos 15 años se caracterizarán por el aumento de las crisis, la migración masiva, la desigualdad y los desastres naturales”, señala Olivier Longué, director general de Acción contra el Hambre. “Desde Acción contra el Hambre somos conscientes de la importancia crucial de adaptarnos a estos cambios. Muchas vidas van en ello”.

 

Tras la Cumbre Humanitaria de Estambul, la comunidad internacional confirmó su voluntad de trabajar en la anticipación a los desastres y no solo en aportar respuestas después de que se produjeran. “El enfoque de prevención y preparación no solo permitirá una reducción del número de víctimas sino una disminución del impacto económico de los desastres, algo muy necesario en un marco de aumento de la intensidad y la recurrencia de los desastres naturales”, continúa Longué. “Al mismo tiempo, la multiplicación exponencial de las emergencias no solo nos ha llevado a analizar más en profundidad la calidad de nuestras intervenciones, también a redoblar nuestros esfuerzos logísticos, humanos y financieros”.

 

Conflictos enquistados, espacio humanitario restringido

 


“Cada vez más, estamos viendo cómo en las crisis humanas causadas y agravadas por conflictos los protagonistas ignoran el derecho, los principios y el espacio humanitarios”, afirma Longué. “En 2016, cinco países afectados por conflictos representaron la mayor parte de los principales ataques contra actores humanitarios: Afganistán, Somalia, Sudán del Sur, Siria y Yemen. Zonas de guerra donde el derecho internacional humanitario ha quedado relegado”.

 

Asimismo, el hambre afecta ya a 6 millones de personas en Sudán del Sur y amenaza varios millones en Nigeria, Somalia y Yemen. Cifras que anuncian una situación mundial extremadamente preocupante. Graves crisis alimentarias causadas por el hombre y no producto de una fatalidad, donde el enquistamiento de los conflictos ha modificado radicalmente el escenario de la ayuda humanitaria en los últimos años.

 

 “De Afganistán a Ucrania, de Nigeria a Yemen, de Sudán del Sur a Siria, a pesar de los riesgos por falta de seguridad en estos países, nuestros equipos se han movilizado para desplegar la respuesta humanitaria necesaria”, concluye Longué. “Desde Acción contra el Hambre no solo pedimos el fin de estos conflictos, sino el respeto del derecho internacional humanitario para que las personas tengan acceso a los servicios básicos mínimos para tener una vida digna”.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress