Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 8 de agosto de 2017

UNICEF proclama que el Pacto contra la violencia de género "avanza a la hora de situar a la infancia en el lugar que le corresponde como víctima"

Guardar en Mis Noticias.

[Img #16353]

 

La cifra de niños y niñas fallecidos a mitad de año por la violencia de género está ya a la altura del total de niños muertos en 2013, primer año en el que se recogieron estadísticas específicas sobre menores de edad. Es el número más alto hasta la fecha.

 

Tal y como expresába Unicef hace unos años, los niños y niñas que sufren violencia están en demasiadas ocasiones “tras las puertas cerradas” de sus hogares y pocas veces se valora suficientemente el impacto de la violencia de género sobre los niños y las niñas.

 

Este impacto, tanto directo (en forma de violencia física o emocional dirigida al niño, incluso por la pareja de una adolescente) como indirecto (como testigos de la violencia contra la mujer), tiene o puede tener a su vez importantes consecuencias en su desarrollo cognitivo, emocional y social.  

 

Pacto contra la violencia de género: avances para los niños

 

Desde entonces se han producido algunos avances; entre los más recientes el desarrollo de la ley de 2015 de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia. Esta normativa modificaba la Ley de protección contra la violencia de género de 2004 incluyendo específicamente a los hijos e hijas menores como víctimas junto a la mujer, y estableciendo la necesidad de que los jueces se pronuncien sobre las medidas de protección de los niños respecto al agresor o presunto agresor.

 

La más reciente es la aprobación —por la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados— de un Pacto de Estado contra la violencia de género en nuestro país, que es sin duda un hito y una contribución más en la garantía de los derechos de todas las víctimas: mujeres, niños y niñas. Un pacto que contribuirá en gran medida al desarrollo efectivo de la normativa de 2015 en lo que se refiere a la infancia. Muchas de las más de 200 medidas consensuadas tienen como objetivo a los niños y niñas.

 

Pacto contra la violencia de género: un paso por los Derechos Humanos

 

Y además este Pacto incorpora todos los tipos de violencia contra la mujer contenidos en el Convenio de Estambul: matrimonios forzados, mutilación genital femenina, trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual y agresiones sexuales. Sin duda, un paso más por los derechos humanos.

 

En conclusión, este Pacto avanza a la hora de situar a la infancia en el lugar que le corresponde como víctima también de la violencia de género, pero su desarrollo e implementación no deben impedir otros avances necesarios en la violencia contra los niños y niñas en otros contextos y situaciones, por lo que UNICEF y otras muchas organizaciones de infancia seguimos abogando por el desarrollo de una ley integral de violencia contra la infancia.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress