Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 10 de junio de 2017

Cerca de 10 millones de menores trabajan en el servicio doméstico en condiciones de esclavitud

Guardar en Mis Noticias.

Cerca de 10 millones de niños, niñas y adolescentes en todo el mundo trabajan en el servicio doméstico en condiciones de esclavitud, "ocultos" en las viviendas de sus empleadores sin que sus actividades puedan ser controladas, según ha informado la ONG Plan International a través de un comunicado este viernes.

En muchos países se prefiere el trabajo doméstico a otras formas de empleo y está aceptado social y culturalmente, sobre todo para las niñas que representan el 67 por ciento de los trabajadores domésticos menores, según Plan Internacional.

En los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se ha hecho referencia al trabajo doméstico como barrera a la educación y al empleo decente, pero "no basta con visibilizar la situación de las llamadas niñas invisibles, es preciso que los gobiernos y las instituciones legislen e incluyan en sus agendas el objetivo de limitar el trabajo doméstico y garantizar el acceso a la educación de niñas y jóvenes, especialmente en emergencias", ha explicado la directora general de Plan Internacional, Concha López.

El trabajo doméstico reproduce roles de género al ser visto como etapa de "aprendizaje" para las niñas de cara a la edad adulta y al matrimonio. Las familias con escasos recursos económicos envían a las niñas a trabajar a hogares ajenos a cambio de remuneración o manutención, según ha explicado Plan International.

El empleo de niñas en el servicio doméstico tiene especial incidencia en el sureste asiático en países como Filipinas, India, Pakistán o Bangladesh, donde trabajan como asistentas domésticas durante jornadas interminables, aisladas de la sociedad y sin posibilidad de asistir a la escuela, corriendo el riesgo de sufrir abusos físicos, psíquicos y sexuales. Las mujeres conforman el 60% de los 572 millones de trabajadores pobres en el mundo.

Plan International, presente en 70 países, tienen como principal objetivo prevenir el trabajo infantil cambiando la situación que lleva a muchas familias a emplear a los menores de edad. Además, trabaja para rescatar a los niños y niñas en esta situación y reintegrarles en sus comunidades garantizando su seguridad y acceso a necesidades básicas.

Para conseguirlo, la ONG implementa proyectos de protección infantil, empoderamiento económico juvenil, equidad de género, educación y participación; y asesora a gobiernos y actores nacionales e internacionales en el desarrollo de políticas que garanticen los derechos de los menores.

En España, Plan International trabaja para mejorar la empleabilidad de la juventud que se encuentra en situaciones de vulnerabilidad social, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que quieren conseguir la igualdad de género y eliminar cualquier forma de discriminación y violencia en 2030.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress