Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Koldo Campo

El bien común

Guardar en Mis Noticias.

Tras lo que para algunos puede ser un difuso continente, el denominado Tercer Sector Social, bullen más de 3500 organizaciones y asociaciones sin cuya actividad, como sociedad, seríamos posiblemente más desgraciados y estaríamos más desamparados.

Hablamos de una sociedad activa, participativa, en la que más de 150.000 personas tejen diariamente las redes de la solidaridad desde los barrios, los pueblos y las ciudades de Euskadi. Sin duda, el papel del Tercer Sector Social resulta fundamental para que se lleven a cabo incluso las políticas públicas de atención y cohesión social.

El Tercer Sector Social ha celebrado el aniversario de la aprobación de una ley que le ha dotado del sustento jurídico adecuado para desarrollar con garantías su labor y para convertirlo en operador necesaro  para la aplicación e impulso de las políticas públicas y para la defensa de nuestro modelo social de bienestar.

No podríamos entender nuestro entorno si no existieran algunas organizaciones que llevan decenas de años realizando un sustancial trabajo social en ámbitos como la lucha contra la exclusión o la discapacidad. Entidades, grandes y pequeñas, que prestan servicios y asistencia y que dotan de dignidad a las personas más vulnerables cuando las instituciones públicas, que en su día no llegaban, en muchos casos, aún hoy no llegan.

Si pretendemos una sociedad solidaria, justa, una sociedad más inclusiva, debemos mostrar nuestro agradecimiento y apoyo a los ciudadanos y ciudadanas que cuando se levantan cada mañana tienen como objetivo el bien común.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress