Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Manfred Nolte

Delatores

Guardar en Mis Noticias.

En la memoria de muchos, si no de todos, estará el recuerdo de delatores o denunciantes famosos. Informadores que arriesgaron su libertad por poner al descubierto conductas ilícitas al margen de la ley establecida y con juicios encontrados respecto de la legitimidad o ética de su actuación. Personajes –entre otros muchos- como Edward Snowden, Julian Assange, Rudolf Elmer, Hervé Falciani, o Antoine Deltour y Raphaël Halet. Todos ellos han sido condenados y se encuentran huidos o exilados.

 

¿Son los delatores simples soplones delincuentes quebrantadores de sus obligaciones de confidencialidad, o héroes sin cobertura legal y expuestos a que el presidio sea el único premio a su conducta ejemplar? La respuesta la da la ONG ‘Transparencia Internacional’ que promueve la protección jurídica de los delatores. ‘Proteger a los que protegen el bien común: la dimensión del interés público’.

 

Ese es el gozne que divide a los pícaros, ladrones, revanchistas u oportunistas de los ciudadanos de primerísima categoría. En el plano ético, es necesario que quien airea desatinos económicos significativos, conductas  corruptas o hechos criminales se inspire, sobre todas las cosas, en el bien común al margen del suyo personal.  Además, en derecho, ningún contrato o conducta puede considerarse justificada si sirve para llevar a cabo una acción ilegal o está pensada para avanzar en un propósito ilegal. Esta es la base que sustenta jurídicamente la delación a pesar de que genere un quebrantamiento del principio de  confidencialidad.

 

Es por ello que los ordenamientos jurídicos deben dar cobertura a estas conductas altruistas. Países como Reino Unido, Canadá o Estados Unidos están a la cabeza de la protección del delator. España, a pesar de las repetidas recomendaciones de la OCDE, apenas ha dado pasos en la dirección propuesta.

 

Promover la delación reglada junto a otras formas de colaboración ciudadana forma parte de una comprensión cabal de la esencia democrática.

 

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress