Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Pedro Mendigutxia

Ilustración para América

Guardar en Mis Noticias.

Entré en la Ilustración con veintitrés años. Estudiaba Teología, y un profesor, de cuyo nombre no consigo olvidarme, me obligó a repetir como un loro, para aprobar su asignatura, que la razón por la que la mujer no puede ser ordenada presbítero en la Iglesia Católica está en la mismísima voluntad de Jesús, que sólo eligió a varones entre los Doce. Fue salir del examen y empezar a pensar por mi mismo. Unos años de retraso, sí, desde la madurez hasta esos veintitrés, pero hasta hoy.

 

Camino que aún tienen por recorrer muchos norteamericanos. En particular, aquellos que han ayudado a encumbrar a Donald Trump a competir por la Casa Blanca. Hoy leo en La Vanguardia que los republicanos exigen a Trump el retorno a las políticas inspiradas por Dios.Me digo que no puede ser, y siento un irrefrenable deseo de ir al programa del Grand Old Party, que es el nombre de verdad del partido republicano, que dice, cuando habla de los principios que sostienen al Gobierno de los Estados Unidos (pag 9),que "la ley hecha por el hombre debe ser coherente con los derechos naturales que Dios nos ha dado” y que si ambas entran en conflicto, prevalecen estos últimos. No son dos frases sacadas del contexto, porque el contexto son 66 páginas sin desperdicio ni Ilustración que las sostenga. 240 años después de la Declaración de Independencia, muchos de los que componen el “WeThePeople” siguen diciendo lo mismo que entonces, como si Kant (¡atrévete a pensar!) no hubiera existido. 

 

A lo mejor es que hay mucho norteamericano que no ha tenido una maestra que le hacía preguntas en la escuela primaria (¿qué te hace feliz?, ¿por qué a veces haces daño a los otros si son tus amigos?), o un buen profesor de Filosofía en Secundaria.

 

O a lo mejor es que no han estudiado Teología, aunque se pasen el día hablando de Dios.

Begirada • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress